Aportes al libro “Coordenadas para un País”

Publicado el septiembre 2, 2018 por Fidel Salgueiro

 

Nota: Estos trabajos fueron publicados en el 2012 de cara a las elecciones presidenciales de ese año. Fueron aportes al programa de gobierno del sector TIC que coordinó el profesor Marcelino Bisbal.

 

¿Es posible privatizar el 70% de la CANTV en un escenario que ya cambió?

 

En el marco del proceso de liberalización del sector de las telecomunicaciones encarado en la década de los 90 se transfirió a manos privadas la administración y operación de la CANTV. Muchos de los impactos sociales de la privatización de CANTV en los 90s se hicieron evidentes a los pocos años de iniciado el proceso, como  por ejemplo los relacionados con los indicadores de calidad y penetración del servicio básico. Otros menos visibles, aunque en mi opinión sumamente importantes, como por ejemplo la transferencia de acciones de la empresa a la bolsa de valores en un modelo de democratización del capital -siendo ésta la primera vez en la historia del país que un pequeño inversionista podía adquirir, vía financiamiento bancario, acciones de una de las más importantes industrias del país-, son poco recordados. Adicionalmente la privatización de CANTV conllevó una profunda reestructuración de las principales condiciones de prestación de los servicios, que se tradujo en una mejora en los procesos y procedimientos y en su estructura gerencial.

 

El traspaso de la CANTV al sector privado en el 91 se hizo sobre la base de garantizar que en la gestión de la empresa estuviese presente un operador estratégico de probada experiencia, lo cual no sólo significó la contracción de la participación directa del Estado en la actividad de CANTV, sino que mucho más importante, en términos de sus impactos futuros, fue  la reformulación del rol del Estado al pasar a asumir la actividad regulatoria y con ello permitir la entrada de otros actores, en particular los operadores móviles.

 

Sobre la premisa de estos cambios es que considero relevante responder a la pregunta si es factible privatizar el 70% de la CANTV, reeditando el modelo de los 90s, con un operador, o si es factible desarrollar otra estructura de acceso a la inversión y gestión empresarial.

 

Vale recordar que entre las razones para privatizar CANTV y liberalizar el sector se encontraban:

 

1.- La falta de capital para atender los requerimientos de inversión en aras de mejorar la calidad, penetración y  cobertura del servicio. Debe además recordarse que para ese momento el servicio visto como fundamental era el básico. El proceso de privatización y liberalización no sólo aumentó los niveles de calidad y cobertura del servicio básico, también cambió la estructura de la industria poniendo como relevante el servicio móvil; en la actualidad el Estado no detenta más del 40% de participación de ese mercado y de seguir la tendencia mundial de concentración será un mercado de crecimiento vegetativo donde los tres operadores estarán repartiéndose un mercado en partes iguales del 33%.

 

–Emprender un proceso de modernización y digitalización de las redes, proceso que se dio no sólo en el operador privatizado sino en todos los actores del sector, tanto en los móviles como en las empresas de cable.

– Reestructuración regulatoria para la creación de un ente regulatorio y de un marco legal para introducir la competencia en forma gradual bajo la supervisión del Estado y la participación privada en telecomunicaciones. Aspecto concluido en el 2000 y hoy en día mantenido pese a las actuales estructuras de control y la dualidad entre operar y regular, con todos los inconvenientes que esto último genera.

En líneas generales, se podría considerar que hasta el año 2007, fecha de la renacionalización de CANTV, el proceso iniciado en el 89 dio sus frutos que deben ser considerados como positivos. El punto fundamental es que tanto el escenario competitivo actual como el marco regulatorio que teníamos en el país para el año 2007 -pese a tener aprobada la LOTEL en el año 2000-, comenzaba a dar síntomas de agotamiento.

 

Para el año de la renacionalización era evidente que el servicio móvil se volvió el determinante del sector, tanto que pasó a ser la línea de negocio más importante de la CANTV, e iba camino a entrar en fase de madurez; el reglamento de interconexión sostenía las estructuras de redes jerárquicas, pese a estarse desarrollando la convergencia en toda la industria, con lo cual se imponían restricciones competitivas; una estructura de mercado basada en servicios verticales, con dificultad para replicar ofertas comerciales. Hoy sólo CANTV puede ofrecer un cuadrupleplay, para un operador de cable competir precisa de un servicio móvil para incluirlo en su bundled y no tiene la alternativa de los MVNO y una empresa como DIRECTV, pese a tener interés en ofrecer un servicio de banda ancha no tiene asignación de espectros en bandas como por ejemplo las de 2.3, 2.4, y 2.5Ghz o 3.5 Ghz totalmente subutilizadas.

 

Y por último, estamos en un mercado que cambió a nivel mundial; pasó de competir del lado de la infraestructura a competir del lado del acceso, con estructuras convergentes, generación de contenidos del lado del usuario y una separación del equipo terminal del acceso, lo que ha generado todo una industria de aplicaciones y contenidos, vitales para el desarrollo nacional.

 

En su momento la privatización de CANTV aspiraba tener un socio estratégico con experiencia internacional; era lógico esperar esto, puesto que siendo un monopolio estatal que sólo podía instalar 10 mil clientes por año, el promedio de espera de una línea era de 8 años, 1 millón de solicitudes de líneas pendientes, retrasos en el tono de discar de hasta 10 minutos, falta de mantenimiento, 60% de los teléfonos públicos dañados  y un atraso tecnológico equivalente a 30 años, era necesario contar no sólo con la inversión sino con la experiencia y el aprendizaje gerencial para reconstruir a la empresa.

 

Este no es el escenario hoy en Venezuela, la CANTV que el Estado adquiere tiene estructura y organicidad, con una red no sólo digitalizada sino que ya había entrado al mundo NGN, y existe un sector privado que es un referente para el desempeño que el sector debe tener en su conjunto, y pese a existir a nivel de deterioro que lo empiezan a reflejar sus indicadores, la rotación de personal y la evidente politización de la empresa presente en los discursos del presidente ejecutivo y cuadros gerenciales, aun no exhibe el cuadro del 90.

 

Estructuralmente la empresa está rezagada en el sector a nivel mundial en cuanto a innovación, convergencia y generación de contenidos, pero ésta es una condición que en su conjunto vive el sector y que está interrelacionada con la actividad regulatoria, y que requiere, al igual que en el 90, de una política pública que le dé repuestas a problemas de la industria como lo son la gestión del espectro y el dividendo digital, una agenda digital que integre estrategias como la de los infocentros y las canaimitas en un proyecto nacional de acceso a la sociedad de la información, una regulación para fomentar la competencia y la convergencia, y estimular la generación del contenido.

 

Desde esa óptica recogiendo muchas de las experiencias vividas en América Latina y retomando lo que es estratégico para el desarrollo nacional, un proyecto para CANTV debería considerar privatizar la empresa no mediante la venta a un operador extranjero de un porcentaje accionario, en este caso del 70%, sino su colocación de nuevo en bolsa por parte del Estado asegurando que al menos el 51% del 70% del que aspira ser vendido esté colocado entre inversionistas individuales y empresas venezolanas.

 

La expectativa debería ser tener una empresa privada nacional con capacidad de competir globalmente que nos permita formar una gerencia venezolana con visión competitiva y global -eso le aporta valor agregado al país en cuanto a la realidad competitiva del sector y lo que nosotros como país deberíamos estar construyendo-. Todo ello sin contar que existe suficiente experiencia profesional en el mercado nacional para asumir este reto.

 

CANTV es una empresa que con un adecuado plan de tarifas en el servicio básico y una gerencia profesional está en capacidad de salir con éxito, sin la necesidad de ser parte de un consorcio trasnacional. Llevar a la empresa a la bolsa garantizaría una contraloría social sobre parámetros de eficiencia y rentabilidad, tal como ocurrió con la CANTV que estando en bolsa publicaba todos sus resultados en la web. Como empresa colocada en la bolsa podría contar en la estructura de su junta directiva con directores de empresas nacionales con éxito probado, el Estado y los trabajadores.

 

Existe una historia de 10 años, la cual va de 1996 al 2006, sobre lo que es el desempeño y el rendimiento de la empresa, que ejecutó sus planes de inversión con la generación de recursos propios. Y sobre todo es posible retomar la construcción de un modelo de democratización del capital, que permita fomentar mecanismos para inversión de los trabajadores, pequeños inversionistas  y el público en general, en particular en un país donde por algún tiempo deberemos convivir con un escenario de tasas de interés por debajo de la inflación.

 

En todo caso el escenario regulatorio, si lo que se desea es contar con más operadores internacionales,  debería permitir que empresas como Claro, Digicel, Brasil Telecom -Ya telefónica está presente- puedan entrar al mercado a competir sin restricciones, tal como se hace por ejemplo  en Panamá, donde a pesar del tamaño del mercado conviven 4 operadores móviles y un trámite de licencia para operar el fijo y obtener espectro dura dos meses.

 

Mi creencia es que deberíamos preparar a la CANTV para que sea un operador que pueda  ir a otras latitudes a competir e incluso adquirir empresas, el país tiene suficiente fortalezas para contar con un operador nacional privado de calibre internacional.

 

Se debe trabajar con mucha fuerza en el aspecto regulatorio sobre cuatro ejes fundamentales:

  1. El desarrollo de una agenda digital que nos permita pasar del servicio universal hacia el acceso a la sociedad de la información, que incluya el compromiso de todos los operadores -con los recursos del servicio universal- de entrar en un programa de dotación para todas las escuelas del país de servicios de banda ancha incluyendo dentro de la política pública el compromiso del Estado y actores privados de sostener y mejorar el programa de la canaimitas para toda la población escolar, con especial énfasis en la creación de un ecosistema de emprendimiento en software y aplicaciones educativas; sería uno de los mejores esfuerzo de responsabilidad social.

 

  1. Desarrollo de un modelo convergente para el sector, que nos permita pasar de operadores por servicios a la figura del operador convergente, con capacidad de prestar todos los servicios, con una estructura de promoción de la competencia, que permita tener en el mercado portabilidad numérica fija y móvil, operadores móviles virtuales, la reventa de servicios y garantice la neutralidad de la red.

 

  1. Desplegar una política del dividendo digital, para garantizar el acceso al espectro, en el entendido que sin espectro es imposible garantizar la convergencia y la competencia.

 

  1. Focalizar los recursos impositivos del Fidetel para la promoción de una industria nacional de contenidos móviles, en un modelo que premie la innovación de parte de quienes participan e involucre a todos los operadores.

 

Igualmente si se desea tomar un camino, que tal vez se piense es menos tortuoso para CANTV, con seguridad Claro, que ha intentado entrar dos veces en Venezuela, y Brasil Telecom, que estuvo explorando antes de comprar GlobeNet adquirir a Digitel, y los operadores indios y chinos, estarán interesados en la CANTV, si creo no volverá a repetirse un pago de 1800 millones, como el pagado por el 40% de  CANTV en el pasado, las condiciones de mercado son distintas.

 

En lo personal creo es un error, las condiciones han cambiado y lo que antes era estratégico no necesariamente lo es hoy. Creo que el país se merece un operador con estas características y que en todo caso existen personas que creemos que esto no sólo es posible, sino que estamos seguros que se puede hacer.

 

El informe de la OCDE 2012: desafíos y desafíos regulatorios en la migración del modelo económico de intercambio de Internet.

 

Fidel Salgueiro

 

 

 

Desde 1990 se ha desarrollado en Internet un modelo eficiente de conectividad, que tiene niveles altos de competencia, innovación, inversión y eficiencia en costos; modelo que contrasta en sus resultados con el modelo tradicional del sector de telecomunicaciones, en particular el que se establecido en el muy regulado mercado de la voz.

Éste y otros aspectos son analizados en el informe Intercambio de Tráfico de Internet: Desarrollos de Mercado y Desafíos de Políticas, Documentos de Economía Digital de la OCDE, No. 207, OECD Publishing de Weller, D. y B. Woodcock (2012). Para obtener conclusiones sobre la eficiencia del modelo de tráfico utilizado en Internet el informe elaboró una encuesta sobre 142000 acuerdos de interconexión en Internet, la cual concluyó que en el 99,5% de los casos sobre los términos y condiciones del modelo de intercambio de uso en Internet, basado en la conexión, son tan generalmente aceptados que pueden tener un contrato escrito y ofrecen ventajas para servicios como la voz de costos de transmisión cinco veces menores a los de la red TDM. Los acuerdos analizados incluyen aspectos tan variados como el uso del backbone de Internet, el acceso y la distribución de contenidos en las redes, y abarca la prestación de servicios en universidades, ONGs, el gobierno y empresas. El informe concluye entre otros aspectos que “la universalidad del Internet se extiende mucho más allá de la influencia de cualquier especie”. Sin dudas, éste es el resultado del principio de neutralidad de la red que ha regido en Internet desde su nacimiento

 

¿Qué desafíos tiene actualmente el desarrollo de Internet?

El informe de la OCDE considera que para mantener el crecimiento exitoso de Internet es el modelo convergente, los desafíos en el tiempo son:

 

La arquitectura de Internet. El desafío inmediato para la arquitectura de Internet es la transición del IPv4 a IPv6. En febrero de 2011, la autoridad de números asignados de Internet (IANA); El Registro Regional de Internet Asia-Pacífico (APNIC) se quedó en reserva IPv4 en abril de 2011 y se estima que el próximo año ocurrió lo mismo con los demás registros regionales. En los últimos cinco años el número de redes que emplean direcciones IPv6 ha crecido más de seis veces. Concluir la planificación será un tema importante de debate y discusión para los próximos dos años. La OCDE lo puede tratar como tema de agenda desde el año 2010.

La Innovación Tecnológica en las redes

La rápida evolución de la tecnología en Internet ha dado lugar a nuevas generaciones de equipos que ofrecen mayores capacidades de procesamiento a un costo unitario inferior. Este ha sido uno de los factores relevantes para el crecimiento de la infraestructura de Internet. Sin embargo, cuando la burbuja de las punto com impresionó en el año 2000, entre otros efectos trajo conseguido en las inversiones en I + D en los sistemas de fibra óptica, lo que generó un retraso de tres años para los nuevos desarrollos de fibra, -una de las empresas que sufrió esta crisis y que no pudo recuperarse de ella fue NORTEL, líder en desarrollo de fibra óptica-. Atender este aspecto se volverá relevante para los costos de transporte de los operadores y transferidos como beneficios reducciones mayores de precios en los servicios de banda ancha.

 

El modelo de intercambio de tráfico

La eficiencia y la capacidad de adaptación de los acuerdos comerciales para el intercambio de tráfico de Internet tienen un papel clave para la expansión de Internet en los últimos quince años. El desarrollo estructural del modelo de negocios desarrollado en Internet ha contribuido a ampliar la red en todo el mundo, a un nivel de competitividad y a la oferta de usuarios de una amplia gama de servicios y aplicaciones. Otro de los grandes desafíos de las políticas a desarrollar en Internet es que los operadores que entren a la Red actualicen sus modelos de negocio a los modelos de intercambio de tráfico de Internet. Un ejemplo de esto último ha sido el crecimiento de los servicios en línea para la entrega de contenidos que han generado empresas de contenido, -estudios de cine y radiodifusores-, adaptar sus relaciones comerciales a esta realidad. Apple con su tienda de contenidos en línea Itunes redefinió el modelo de negocios para la comercialización de música.

 

Desafíos regulatorios

La evolución de la estructura del mercado en Internet, sus patrones de uso y futuro desarrollo comercial presentan como retos para los reguladores la creación de marcos jurídicos normativos que garantizan la existencia del mercado actual en el cual los participantes disfrutan de plena libertad para seguir innovando. Actualmente hay un fuerte debate sobre si la migración de las redes TDM y IP se deben preservar las normas actuales de interconexión, o si al adoptar el modelo convergente estas normas se ajustan a los modelos legados.

 

OCDE: ¿Por qué el suministro de ancho de banda de Internet ya no satisface la demanda? ¿Por qué proveer banda ancha ya no es satisfacer la demanda?

 

El boom de las punto com del 90 hizo necesario un boom de inversiones en la infraestructura de las redes de telecomunicaciones para apoyar el desarrollo de nuevos productos y servicios en Internet. Tras el colapso de las condiciones en marzo de 2000 se produce un colapso similar en la lista de infraestructura de telecomunicaciones. Los inversionistas se retiraron de los proyectos de despliegue de fibra óptica, y la evolución de una nueva generación de enrutadores y conmutadores de alta velocidad y la I + D asociada a estos eventos. La debacle de las inversiones creció un tiempo de tres años entre las actividades de I + D en tecnologías ópticas y su lanzamiento comercial.

 

Para los autores del informe, la evolución de las interfaces de datos tuvieron una evolución “histórica” ​​de crecimiento, cuyo freno se evidenció a mediados del 2005, cuando la demanda exponencial de los datos genera las primeras crisis del backhaul de los operadores. Hasta el año 2000, cada nueva generación de interfaces opto-electrónicos siempre fue diseñada para soportar un tamaño de magnitud 10 veces más rápido de su predecesor. La interfaz de 10 megabits dio paso a la interfaz de 100 megabits, esta vez fue sustituida por la interfaz de 1 Gigabit, y la siguiente por la interfaz de 10 Gigabit.

 

Para satisfacer el crecimiento exponencial de la demanda sobre los sistemas ópticos se dio soluciones a las líneas de conectividad como el diseño de switch de alta velocidad integrada en la cascada, que no es sostenible continuar creciendo en la capacidad de agregar interruptores, “incluso si se puede usar gastar el dinero de manera exponencial en switch’sy router’s, también es inviable el crecimiento y el número de puertos de cada switch es limitado, adicional al hecho que los conmutadores precisan estar interconectados en una malla para poder ser eficientes, lo que consuma más puertos para la interconexión. Se requiere n – 1 puertos en cada uno de los conmutadores.

 

El modelo de intercambio de tráfico de Internet: Las distintas perspectivas

 

En las primeras etapas del desarrollo de Internet, el despliegue de redes TDM y el Internet ocurrieron por separado. Por consiguiente sus modelos de negocios se desarrollaron en igualmente en distintas vías. El modelo TDM, el proveedor de servicios de telefonía fija que está sujeto a la regulación tradicional, y el Internet tiene poca o ninguna regulación que lo haga abrir el camino a un nuevo modelo de intercambio de tráfico.

 

La implantación de un modelo convergente trae consigo el desafío de atender el conflicto entre los dos modelos de regulación. En la última década, los proveedores de servicios de telefonía de voz han estado usando la tecnología IP para el transporte de su tráfico interno, pero manteniendo la red TDM en la conexión con sus clientes y con otros operadores. En el caso venezolano, por ejemplo CANTV gestiona su transporte en IP para reducir sus costos de transmisión a su cuenta Interconexión con empresas y otros operadores en TDM, o empresas de cable que prestan servicios de voz en IP, pero también se interconectan en TDM, introduciendo ineficiencias en el desempeño del sector.

 

Es evidente que la tecnología IP termina por imponerse y en consecuencia su modelo de negocio entra en conflicto con el modelo legado de regulación contradictoriamente. Se usa en las etapas iniciales de la liberalización del sector para promover la competencia, la neutralidad tecnológica y la conectividad universal. Las autoridades reguladoras pueden presentar el desplazamiento del modelo de mercado hacia Internet como el perturbador de los mecanismos regulatorios que fueron importantes en el pasado. Mi experiencia en las negociaciones de interconexión en Colombia, donde existe un modelo convergente de operador y una ley TIC, es que aun cuando existe un marco normativo que prepondera la interconexión IP, la actuación del regulador esta impactada por los conflictos que generan las diferentes perspectivas que tiene el mercado:

 

La perspectiva del operador establecido: Desde el punto de vista de los operadores tradicionales, la transición a un modelo de interconexión IP tiene impacto en los ingresos. El grupo incluye a los operadores móviles en mercados como el de Estados Unidos donde no existe el llamado “pago paring”, y en donde la disminución gradual de tráfico TDM no supone una amenaza; existe un universo de redes tradicionales que siguen recibiendo ingresos por concepto de interconexión. Esto se acentúa en los países elegidos en países con economías emergentes o en vías de desarrollo, cuando los operadores continúan disfrutando de altas tasas de liquidación.

La perspectiva del operador entrante: Los competidores cuya entrada se ha visto facilitada por los marcos reguladores de la liberación se han gestionado de modo más eficiente al operador establecido -por ejemplo en Venezuela el mismo interruptor para ofrecer servicios fijos y móviles o para ofertar servicios fijos en distintos regiones-, puede exhibir preocupaciones por las formas de transición a un modelo de interconexión IP. Por ejemplo, en una tecnología tan eficiente en costos como la IP, el hecho de que el regulador haya establecido varios puntos de interconexión como requisito obligatorio, la contrastación con el modelo real de Internet y lo que podría encarecer.

La perspectiva del regulador: La desaparición gradual del tráfico de voz TDM está creando un problema para las autoridades regulatorias. La capacidad del modelo de Internet para ofrecer resultados más eficientes sin estar sujeto a una fuerte reglamentación argumentada a favor de desarrollar un modelo regulatorio más flexible. El desafío es tanto para determinar que los mercados permanecen abiertos a la competencia y la innovación.

Una diferencia del sector telecomunicaciones, en Internet, diferentes plataformas de servicios y diferentes agentes económicos, y esto implica un cambio en el equilibrio equilibrado de la gestión regulatoria. Estos agentes van desde redes como Level 3 o Telefónica, hasta plataformas de aplicaciones y contenidos como Google, itunes, o Netflix, que a su vez impactan en otras áreas de negocio e inversión como los medios de comunicación, y las industrias del entretenimiento, el software y el hardware. Sólo por mencionar la innovación en Tablas y Smartphone depende del efectivo desarrollo de los sistemas operativos Android y IOS, consecuencia del modelo que hoy sustenta a Internet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s