Tus ojos: Una historia de la salsa

El libro tus ojos: una historia de la salsa, fue escrito en su totalidad en Guinea Ecuatorial, África, el año 2022, en los momentos en los cuales disfrutaba del tiempo libre que me dejaba mi trabajo de consultor de telecomunicaciones.

Es un imaginario soliloquio de las últimas horas en la vida de Hector Lavoe, también incluye un trabajo sobre: el origen de la salsa, «El más africano de los géneros musicales del Caribe», ¿Qué es la clave?, la diferencia entre cantante y sonero.

Aunque sabemos, y tenemos como cierto, que nuestra influencia africana en el Caribe en su gran mayoría proviene de lo que hoy conocemos como los países de Nigeria y el Congo, aquí he descubierto aspectos tribales del continente que hacen que todos estos pueblos estén hermanados. Los siguientes datos reflejan esta afirmación: el noventa por ciento de los habitantes de Guinea Ecuatorial son del pueblo Fang que es de origen bantú y se encuentran extendidos por Gabón, Camerún, Nigeria y África Central. Su idioma es el Fang y aun cuando en Guinea se habla el español y en Camerún el francés, se mantiene la lengua ancestral, así como sobre ella se preservan la mayoría de las tradiciones.

Como bien cuenta esa misma tradición los Fang, son en realidad siete pueblos, con su forma de hablar y de guiarse en la vida, con idiosincrasia, hermanados por el doble vínculo: hijos de Afri kara, quien le dio el nombre al continente, y Nana Ngó su mujer. Estos siete pueblos, por la primatura del hermano mayor, llamado Fang, asumieron ser «Fang».

Uno de los hermanos, Bulu, y su descendencia, «ewono, etón», se les conoce como «beti», «Señores». Ocupan las tierras de Akono Olinga, Obala, Ongola, Mbalmoyo, descienden hasta cerca de Kribi y llegan hasta Ebolowa. Otro hermano, Ntumu, el benjamín, se establece en las tierras que van desde Ambam, capital del País de los Ntumu, se adentra en la Región de Bangui, República Centroafricana, la Región de Ouesso, en Congo Brazzaville y llega hasta Bitam, en la República de Gabón y la franja de tierra que corre entre los ríos Ntém y Welé, en Guinea Ecuatorial. Y las tierras que van de aquí hasta Oyem, capital del País de los Okak, son tierras Okak.

Esta descripción me lleva a entender, sin ser un antropólogo o algo parecido, que existe un vínculo tribal y cultural entre los que llegaron a nuestro continente y a quienes he tenido el placer de conocer en un país donde he encontrado algunas similitudes con el mío y es lo que llamo en mi libro nuestra influencia africana. Eso es la salsa.

Durante mi estadía en Guinea Ecuatorial, aun trabajo aquí, y en visitas a la vecina Camerún, pude descubrir una gran similitud entre algunos géneros y ritmos que se escuchan en Venezuela con estos dos países, como el calipso que se escucha en la región de Guayana o con algunos toques de tambor del litoral central venezolano.

Elegí escribir sobre Hector Lavoe porque junto a Willie Colón son para el género salsa el equivalente a lo que los Beatles para el rock, lo revolucionaron todo, lo despegaron y lo dieron a conocer. Entrar en la comparación de Hector Lavoe con otros cantantes como Frankie Ruiz, Lalo Rodriguez, recientemente fallecido, Chamaco Ramírez o el propio Ismael Rivera, solo por nombrar algunos increíbles cantantes del género, permitiría abrir un debate cargado de subjetividad sobre quien tenía mejor registro vocal y de eso no va el libro. En el mismo no establezco la afirmación de que ha sido el mejor cantante, analizó lo que él representó para la salsa. No en valde sobre Hector se han escrito tres libros incluyendo este, múltiples artículos y se hizo una película, cuestionada por cierto por muchos anantes de la salsa, cuyos protagonistas fueron Marck Anthony y Jenifer López.

Lo que hizo Hector Lavoe a finales de los sesenta con su pregón sabor a calle, perfectamente acoplado al sonido estridente de los trombones de Willie Colón, fue marcar los pasos por donde irían los cantantes de salsa y estableció como principio que «sonear» era algo más que cantar sones.

Como muchos artistas brillantes, la vida de Hector estuvo signada por la tragedia y por ese motivo arribó demasiado «puntual» su encuentro con la muerte. Hector era conocido como el «Rey de la puntualidad», por llegar tarde a todos sus conciertos. Tanto que Johnny Pacheco le compuso una canción titulada de la misma manera.

Es un libro que tiene un esfuerzo investigativo, refleja algunas anécdotas de la música afrocaribeña, entra en el debate de si es salsa o son, habla del origen e importancia de la clave y los tambores. También explica como la tradición de cantante y coro, al igual que los otros dos instrumentos, es de origen africano. Por último, ofrece una definición de sonero.

Estoy seguro que para los amantes de la salsa y para quienes quieran descubrir su origen el libro les resultará de interés.

Confieso que algunas cosas se quedaron por fuera, pero este es un tema amplio, yo solo me enfoque en la relevancia de esta dupla: Willie Colon el musico que ha sido un gran innovador y Hector Lavoe un cantante querido y adorado por el público como pocos.

Por último, el libro inicialmente lo escribí en 2021, y lo había titulado Tus ojos: una historia del Caribe, pero no tenía la carga informativa que lo acompaña, era el soliloquio acompañado de varios gráficos. Mi estadía en África lo cambio todo y actualice su contenido para que si por error una persona llega a este otro libro encuentre el mismo relato.

Deseo agradecer a Guinea Ecuatorial la oportunidad de trabajar como consultor y a su gente por alimentarme con toda esta tradición oral que rodea su cultura. Es un país que por haber nacido en Venezuela a veces me hace sentir en casa.

En sus tardes calurosas y los fines de semana de playa solo ha faltado mi esposa quien no me ha podido acompañar en esta aventura, por temas de trabajo, lo que hace que nuestros encuentros, que ocurren cada dos meses y por dos cortas semanas, sean íntimos e intensos.

A ella la extraño…

Por lo demás solo puedo decir: ¡Que viva la salsa!

Si deseas comprar el libro pincha aquí

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Comments (

0

)

A %d blogueros les gusta esto: