https://es.babelio.com/livres/Fidel-ngel-Salgueiro-La-mirada-del-mar/82157

nefertiti5 27 octubre 2018
★★★★★★★★★★
Antes de comenzar con mi reseña quiero dar las gracias a la Editorial Caligrama y a Penguin Random House que me dieron la posibilidad de leer este libro.
Comenzamos esta novela con Guillermo que es un periodista que visita en un barrio de Barcelona, una vieja librería, está buscando un libro muy “especial”, uno que contenga una historia dentro de otra historia. El librero le recomendará la primera edición de “El viejo y el mar” de Ernest Hemingway, pero en cuanto abre ese libro ve que es un libro distinto, porque en los espacios en blanco de ese libro está escrita la historia de Cristóbal, un joven pescador de Lanzarote.
La novela nos irá alternando entre la historia de Guillermo y la de Cristóbal, está última tiene más importancia y más presencia en el texto.
Por un lado, veremos como Guillermo se enfrasca con la historia de Cristóbal y a la vez que va leyendo su historia, va tomando apuntes y casi sin darse cuenta va dandole forma a su primera novela.
Por otro lado, viviremos la historia de Cristóbal de primera mano, como al no tener futuro y con la esperanza de poder ayudar a su familia huye de Lanzarote en un barco fantasma junto a otros 50 jóvenes rumbo a Venezuela, es un viaje azaroso, lleno de dificultades, donde serán perseguidos por la guardia civil, tendrán que sobrevivir a tormentas….pero siempre con mucho tesón y resolución y sobre todo, esperanza de llegar a su destino.
El personaje de Cristóbal es un personaje carismátimatico que me ha enamorado desde el primer momemento, siempre con una actitud positiva, a pesar de las adversidades.
La novela te atrapa desde el inicio, está narrada con gran dinamismo y se lee de forma muy rápida, a pesar de la extensión de la misma. Es una lectura llena de aventuras que no te da tregua, y me han sorprendido las narraciones sobre Amaro Pargo, porque resulta que es un personaje real que yo no conocía. Una muy buena primera novela de este autor, al que habrá que seguirle la pista.